Economías regionales reclamarán al gobierno la falta de previsibilidad

En Paraná, donde participó de la presentación del informe “Trigo en Entre Ríos”, elaborado por Coninagro y su asociada, la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), el mendocino explicó a esta Agencia que se reunirán con Capitanich “no para plantear los problemas del sector, porque ya lo hemos hecho innumerable cantidad de veces, sino para ver cómo se puede solucionar el tema de flete, que incide tremendamente”.

El vitivinicultor detalló que “dentro de esta economía regional –la vitivinicultura-, hemos realizado varias propuestas, por lo que es nuestro interés que se puedan viabilizar. Una de ellas es un fondo estabilizador de oferta y demanda, para que al pequeño productor le sea previsible y sostenible el precio de su producto; luego, observar la cadena de valor, porque el vitivinicultor ha quedado con una participación muy pobre en el precio global del producto que llega al consumidor, y por último, una ley para endulzar gaseosas, que es un proyecto de todas las economías regionales, que consideramos que sería un fuerte apoyo”.

La situación de los vitivinicultores es complicada, explicó el abogado, ya que los costos de producción que siguen subiendo. El nodo de la cuestión es que la actividad tiene varios insumos dolarizados, lo que, junto con otros factores, incide sensiblemente en los costos, que no pueden trasladarse a los precios del mercado interno.

Consultado sobre cómo incidió la devaluación en el sector, Iannizzotto detallóó a AIM que “en un principio, bien, pero lamentablemente después quedó desfasada porque el aumento de muchos de nuestros productos es en dólares y el costo salarial es muy grande”.

Qué hablarán con el gobierno
En rigor, lo que el sector le planteará hoy al gobierno es la falta de previsibilidad. “El mayor problema es el costo, y, en la cadena vitivinicola, nuestra falta de participación, que se ajusta hacia abajo”. Sin embargo, el mendocino consideró que la situación podría mejorarse si se revitalizaran los costos internos, para brindarles a los productores la posibilidad de mejorar los fletes para llegar mejor a los consumidores, y fundamentalmente, la eliminación de las restricciones para exportar. FUENTE: AIM DIGITAL